Hogar

 

No todos los seguros del hogar son iguales. El mercado ofrece múltiples ofertas.

Por ello, es necesario contar con un buen asesoramiento para determinar el mejor seguro en función de tus necesidades.

Es importante tener las coberturas adecuadas para no tener problemas a la hora de que se produzca un siniestro y así evitar la aplicación de la Regla Proporcional.

Seguro Multirriesgo del Hogar

Tiene por objeto proporcionar una seguridad financiera al inquilino o propietario ante las consecuencias económicas que puedan derivarse de un daño que afecte a sus bienes o de las responsabilidades que le puedan incumbir.

El multirriesgo del hogar abarca una cobertura general sobre robo, incendio, destrozos en la vivienda, accidentes en el hogar, daños causados por agua como las inundaciones, posibles reclamaciones de vecinos, responsabilidad civil frente a terceros, etc.

El seguro se estructura en dos partes:

  • Contenido: Muebles, enseres, joyas, cuadros, objetos de valor, etc.
  • Continente: Valor de reconstrucción a nuevo del edificio, piso o vivienda objeto del seguro.

Contenido

Se incluirán en contenido todos aquellos artículos patrimoniales que son móviles, es decir, no unidos a la estructura del edificio. No se consideran parte integrante de la construcción.

Se trata básicamente de muebles, aparatos electrónicos, ropa y otros bienes. En algunos bienes de valor económico alto, como joyas o cuadros, se deberá hacer una declaración individualizada y detallada de los mismos.

En el Contenido también se incluirán los alimentos, víveres, antena de televisión y provisiones.

Continente

Se considerará Continente a todas aquellas partes del inmueble que sean fijas y/o formen parte de la construcción. En el seguro de hogar, es la parte del edificio destinado a la vivienda (cimientos, muros, paredes, techos, suelos, fachadas, etc.) y a las instalaciones fijas (agua, calefacción, electricidad, gas), así como las puertas y ventanas, armarios empotrados, chimeneas y cerramientos acristalados.

También se considerarán Continente las partes adheridas a:

  • Techos: falsos techos.
  • Suelo: parquets, maderas, tarimas.
  • Ventanas y persianas.
  • Vallas y muros de cerramiento, sean o no independientes del edificio.

En función de lo anterior, las coberturas de Continente son:

  • Incendio, rayo y explosión.
  • Gastos de descombro.
  • Robo de instalaciones fijas.
  • Rotura de cristales.
  • Daños por agua.
  • Responsabilidad civil.
  • Otros.

Infraseguro

Se habla de infraseguro cuando la suma asegurada es inferior al valor del interés.

En el caso de infraseguro, si acontece un siniestro parcial, la indemnización será el resultado de multiplicar el valor del daño por la proporción entre la suma asegurada y el valor del interés. Esto se conoce como la Regla de Proporcionalidad.

El infraseguro es perfectamente legal. De hecho, es muy frecuente. No obstante, debe conocerse a priori para que el pago de una prima barata no genere la expectativa de cobrar como indemnización el importe completo del daño sufrido, pues se aplicará la regla proporcional. Cuando el siniestro es total, el asegurador indemnizará la suma asegurada, que en este caso es inferior al valor del interés asegurado.

Regla proporcional: Si en el momento de la producción del siniestro la suma asegurada es inferior al valor del interés, el asegurador indemnizará el daño causado en la misma proporción en la que aquélla cubre el interés asegurado. Las partes pueden excluir en la póliza la aplicación de la regla proporcional.

Ejemplo:

  • Valor del interés asegurado: 100.
  • Suma asegurada: 70 (y en función de ésta se calcula la prima, que en este caso es más barata que si cubriera todo el valor del interés asegurado).
  • Daño sufrido: 45.
  • Indemnización: 45 x (70/100) = 31.5.